sábado, 17 de diciembre de 2011

Puto soy

Me esperaba que Sonia fueses tu, misteriosa T.
Me esperaba que Sonia fueses tu, Marieta.
Me esperaba que Sonia fueses tu K, o que fueras tu, pero Sonia resultó ser Sonia, casada y triste.

No hago mucho caso de los comentarios anónimos, pero he de reconocer que el mensaje de Sonia me impactó. Su declaración de intenciones era clara y contundente: quería comerme la polla. Desonfiado le pedí que me enviara un mail, y al poco recibí su mensaje. Era un mail no muy extenso donde me explicaba que hacía poco tiempo había descubierto el blog de Obediente Nena. Nuestra musa del vicio no la dejó indiferente y siguió indagando por otros blogs de temática golfa. Me confesaba que se había masturbado con nuestras vivencias y con la de otros amigos bloggeros (UHL, Skhorpio y Traviesa Pareja, de entre los que soy asiduo). Lo que al principio le pareció una fantasía fue tomando cuerpo poco a poco. Así hasta que me ofrecía una cita.

Me envió fotos (vestidita y formal) y me resultó del todo normal, aunque ese pueda ser el peor piropo que nos dediquen. Ni gorda ni delgada, ni fea ni guapa, sobria, sin maquillar, con poco pecho y con esa sensación de poder discurrir entre la gente sin que nadie reparara en ella. La sinceridad de su mail y que lo acompañara con varias fotos me convencieron de quedar con ella en un conocido bar de Barcelona, en la calle Ferran el Catòlic por donde pasan miles de guiris y lugareños al día.

Yo la esperaba en un mesa a lado de la cristalera que da a la calle. Ella no conocía mi rostro pero yo tenía claro como era ella. Desde aquel sitio veía la entrada y no sería dificil hacerle una señal. Llegó puntual y enseguida me localizó, de hecho era el único solitario del bar. Se acercó desabrochándose la chaqueta y quitándose el foulard.
- Carlos?
-Si, eres Sonia?
Me contestó colocando la chaqueta sobre el respaldo de la silla y sonriendo como si acudiera a una entrevista de trabajo en una juguetería. La verdad es que la situación no dejaba de ser sorprendente, esa mujer me quería comer la polla, así sin más. Tras pedir un martini comenzamos una conversación lo más alejada posible del asunto que nos había reunido.

Poco a poco la charla comenzó a girar sobre ella y su vida. Tras comentarme que me había imaginado más feo (sic), pasó a relatar como nuestro blog había despertado su morbo e imaginación. Llevaba casada diez años en los que había sido madre de dos niñas preciosas de las que me mostró fotos, en un momento realmente embarazoso. Me explicó que en su adolescencia no había sido como su actual marido creía. Creció en una zona periférica de Sevilla y ni el sexo ni las drogas le había sido ajenas. Con catorce años había perdido la virginidad y en pocos años más había perdido la cuenta de chicos con los que había estado. Un embarazo no deseado, con su correpondiente aborto, y la muerte de un amigo en accidente de tráfico la convencieron de abandonar su alocada adolescencia para buscarse la vida en Barcelona, en casa de sus tíos. En estos momentos de la charla no me veía capaz de meterla la polla en la boca, para que os voy a engañar.

Al llegar a Barcelona, ya sobre la veintena, había dejado de lado el mundo de las discotecas, la noche y las drogas. En el gimnasio había conocido a un muchacho de su edad, Francesc, estudiante de derecho y de buena familia que más que un príncipe azul, era una boya flotando en un océano de mugre a la que agarrarse. Tras un casto flirteo actuando como de una buena chica se esperaba, llegó el noviazgo, el cariño, algo de sexo puro y silencioso, la boda, las felicidad de plástico, la maternidad y el aburrimiento.

Estaba enamorada de Francesc como padre, como amigo, como compañero e incluso como abogado, pero jamás lo había deseado (también intentó enseñarme una foto en el iPhone pero la disuadí de que lo hiciera) Lo quería tanto que no se imaginaba tener una relación paralela, así que, resumiendo, había buscado en la Sodoma y Gomorra de la red alguien que le diera terapia.

Sonia me cayó genial, pero la verdad es que no me hubiera acostado con ella y dudaba que fuera capaz de algo más que mantener una conversación. Me confesó que le gustaría ser como Maria o como Lara, pero le faltaba lo básico, la complicidad de su marido, que como podéis imaginar andaba en otro concepto del erotismo y el morbo. La miraba a los ojos y veía algo parecido a la tristeza, aunque sus labios y el tono de su voz cada vez me resultaban más atractivos. Me habló sin tapujos de las fotos de mi polla y del vídeo donde María me la chupaba. Se había corrido viéndonos y eso la hacía estar más cerca de mí que muchas otras personas.
Sin más me dijo que la acompañara al servicio. Fui tras ella en silencio y entré en el baño. Estaba sentada en el inodoro. No hubo preámbulos, me echó mano al cinturón y me desabrochó el pantalón. Fue la última vez que me miró a los ojos, con una sonrisa tibia. Me bajó el calzoncillo y me cogió la polla con mimo. Se la metió en la boca, aun flácida y la degustó como un helado en una tarde de verano. Yo no la tocaba, me dejaba hacer. No me costó nada empalmarme y Sonia lo celebró lamiendo, sorbiendo y pajeándome con pasión. Se la metía hasta la garganta, la sacaba y la besaba, pasaba la lengua arriba y abajó... no entiendo como su marido no había notado que la chica tenía escuela. Le desabroché un par de botones de la camisa y busqué sus pechos. Parecían vacíos, trémulos, como si hubiera amamantado a un tercio de legionarios, pero me sorprendió el tamaño y la firmeza de los pezones. Los pellizqué y acaricié provocando que se arqueara y gimiera. Se desabrochó el pantalón y metió su mano izquierda en las bragas. Intenté ver su coño, su pubis pero ella pareció esconderlo, supe que estaba allí porque engullía con más furia mi polla y se movía sobre el inodoro buscando la manera de que su mano estuviera más cómoda.

Busqué mi móvil para dejar prueba de mi sorprendente aventura, pero Sonia me lo impidió soltando mi polla y sujetándome la muñeca. Volví a dejar el iPhone en el bolsillo y decidí que era momento de dejar de ser un objeto. Cogí a Sonia del cuello y le metí la polla con firmeza pero lentamente en la boca, hasta que noté como entraba en su garganta. La mano de Sonia aceleró y empecé a follarle la boca con más fuerza. Le costaba respirar, notaba sus balbuceos y gemidos mezclados con sorbidos llenos de placer. Noté que me iba a correr. Pellizqué su pecho y la avisé con un gemido de que iba a llenarle la boca. Ella no la apartó. Siguió ofrecida, separando sus muslos y gimiendo. La primera oleada le llenó la boca, incluso tuve miedo de que con una arcada me mordiera, la segunda le escurrió por la comisura de los labios y el resto siguió ese camino. Se sacó la polla de la boca y escupió sobre el suelo mucho menos de lo que yo le había dado. Se limpió con papel higiénico y se recostó sobre la taza del inodoro buscando aire. Se abrochó la camisa, el pantalón y pasó por mi lado acariciándome el pecho con la mano, sin mirarme. Yo seguía con la polla untada de saliva y semen. Me retiré para dejarla salir y me limpié como pude.

Sobre la mesa había un billete de veinte euros sobre la cuenta. Ni rastro de Sonia. Parecía el pago a mis servicios, propina y dinero para el taxi, como un puto.

Días más tarde recibí un correo de Sonia. No le he contestado, así que aprovecho el blog para hacerlo. Por el texto parecía que había escrito con su marido husmeando la pantalla. Tenía un solemne aire de felicitación navideña borbónica, que tuve que interpretar:
"Gracias por tus consejos" (imagino que se refiere al blog, yo esa tarde hablé poco)
"Es una suerte tener amigos como tú" (creo que no somos amigos aún, no digo que no podamos serlo, la verdad ningún amigo me la ha chupado aun, nunca se sabe)  
"Espero seguir contando con tu apoyo" (aquí tengo claro que es un juego de palabras, no se refiere a "apoyo" sino a "polla", bueno Sonia, no voy a negar que eres toda una profesional en el francés) 
"Amigos que lo dan todo si pedir nada a cambio" (bueno, lo que te di me sale gratis, pero puestos a pagar... hombre algo más que veinte euros te agradeceré)
"Espero volver a tener una charla tan agradable como la del otro día" (Sonia si te gustó la experiencia creo que podríamos subir un nivel, estuve apunto de darte la vuelta en el baño, pero como ves soy un caballero. Por otra parte si te apetece repetir seguro que si me das permiso para poner tu mail en el blog, no te faltarán "amigos").

No voy a negar que disfruté como un animal. Creo que es una de las experiencias más bizarras y gratificantes que he tenido. Tras la apariencia dulce y apagada de Sonia hay una  auténtica depredadora dormida. Pobre Francesc, creo que ha empezado una cuenta atrás que va a hacer saltar su conservador modo de vida. Bienvenida de nuevo al mundo de los golfos.

Maria se está enterando al mismo tiempo que vosotros de mi escarceo barcelonés. Lástima no tener una foto para ilustrarlo. Si alguien fue al baño de señoras del Schilling y encontró un líquido blanco en el suelo, que sepa que no era gel, era fluido de blog golfo.

13 comentarios:

  1. Hasta la mamada más sucia (que no digo que sea el caso) contigo se convierte en poesía, amore. Creo que Sonia te ha dado un delicioso canapé como anticipo a un menú completito al que te invita con un recatado e-mail. Lee entre líneas, querido, que se advierte puro fuego!!!
    Y no, no podría ser yo. Pero no porque tenga remilgos de mamadas en un baño... Si no porque yo, tristemente, fui esa mujer triste en la pubertad.
    ¿Veinte euros? No está mal, yo me cotizó mucho más barato... Un beso en el cuello, una mano revoloteando por el pelo y un beso cálido de despedida me valen.
    Besos, amore
    (y sí, estoy un poco celosilla)

    ResponderEliminar
  2. Carlos...yo tampoco podría ser, más que nada que no cabríamos todos en el baño, ya sabes que voy en pack!
    jejeje

    Me da pena la gente que tiene que vivir su sexualidad a escondidas de su pareja. Pero veo que al menos está encontrando el modo de disfrutarla.

    Confieso que me he imaginado a Sonia como a la mujer de mi exjefe (abogado, padre y marido amatente, pero nada más...no le imagino en la cama como un gran amante, vamos) y me he hecho un hartón de reír...jajajaja

    Para ti realmente una experiencia bizarra y espectacularmente morbosa, felicidades!

    Un beso
    K.

    ResponderEliminar
  3. Lo que le pasa al sexo es que al final (o al principio) te encuentras con la vida: así, de cara, hasta el fondo de la garganta. Como en Canción triste de Hill Street.

    ResponderEliminar
  4. Pero si has vuelto!!
    me quedé en la fase del blog en el "taller" y no me dió mas por entrar por estos lares, que alegría!!.

    tu relato... me he muerto de risa y de morbo, señas de identidad de tu blog,(y una que es agradecida), cada día superas tus experiencias mas surrealistas y no lo digo por la mamada.

    Lo del mail ya... me mató!!

    lamentablemente o no, no tendría tanto historial que contarte, ni una infancia triste,ni pasado turbio,ni carencias,ni fotos de churrumbeles, lo que tiene tener una vida feliz, no te hubiera dando tanto material para escribir.

    Ole por Sonia, que fue una valiente, y se llevó el premio..
    eso si.. no te dio que pensar, que te dejara solo esos 20 eurillos?? jajajaja


    p.d. el post de la luces y el hotel... tremendo, y María está que se sale.

    T.

    ResponderEliminar
  5. Coño,... yo creo que a mi no me ha escrito,... tendré que hacer más publicidad de la seta y poner algúna foto, todo es cuestión de marketing.

    En suma, envidia,... y me sigue encantando tu estilo, no cambies!!

    Besos a los dos (o tres)

    UHL

    ResponderEliminar
  6. Un hombre libre,
    A mi tampoco me ha escrito...

    ResponderEliminar
  7. Bueno Marieta no sé yo si la cosa irá a más... ya te adelanto que Sonia me ha enviado un mail (por cierto Sonia es un alias...) un tanto molesta por el tono en que expliqué nuestra aventura junto al inodoro Roca. No te voy a negar que mientras esperaba a Sonia en el bar fantaseé con que me dijera "No soy Sonia, soy Marieta" pero bueno, que se le va a hacer, ya puestos...
    Sigo con ganas de ver alguna foto tuya en acción, seguro que tu amante no tiene reparos en fotografiarte mientras se la comes.
    Besos y que el próximo año tengas todo lo que dejastes por el camino.

    K sabes que por desgracia no todo el mundo puede confesar sus miedos y deseos a sus compañeros. No creo que Sonia y yo repitamos aventura. Tuve la sensación de que tras aquella cita había muchas horas de calentura no sofocada y poca reflexión. Una ida de olla de la que fui afortunado compinche.
    Vamos que si otras lectoras se ofrecen... yo encantado, aunque me da a mí que estas cosas pasan una vez y con mucha suerte.
    Besos y sigue tan lucida como hasta ahora.

    Danton... canción triste de hill street... vamos que andamos por la veintena no? jajajaja (por cierto sabes que en España tradujeron por error "blues" como llaman a los policías en argot en USA, con "blues" del género musical?)
    Tienes más razón que un santo... tarde o temprano te atrapará tu pesadilla, sólo es cuestión de tiempo, tu sombra siempre está ahí, nunca falta.
    Por cierto preciosas fotos las de tu aniversario, me tengo que enfundar un pantalón de esos un dia. Endy para variar, maravillosa, es una auténtica diva, le tienes que dedicar un post repleto de fotos.

    Ay Tamara... mira que dejarme sin tus visitas. Sabes que tengo devoción por mi querida y enigmática T. Pensé que Sonia podías ser tu, pero tuve la sensación que, de ser así, no hubiéramos acabado en el baño, no sé porque... tu que crees, me hubieras sorprendido o lo nuestro sería más puro? pongo por delante que a mi me hubiera encantado entrar al servicio contigo.
    Por lo del dinero te tengo que aclarar algo. No fueron veinte euros para mí, con eso tuve de pagar la cuenta, que subía cerca de los dieciocho, así que realmente mis servicios se pagaron con dos euros! no sé yo que pensar....
    Encantado de volver a verte, sigo esperando alguna foto tuya bien golfa tuya... eso si me podrías regalar no?
    Besitos preciosa!

    Socio!! como disfruto tu revival de fotos de Virgi, que delicia de niña... creo que si la tuviera delante me limitaría a pajearme mirándola, me encanta.
    No te la puedo presentar porque, como le explico a K, dudo que vuelva a jugar conmigo. Tengo la sensación de que nuestra bizarra cita le puede dar bastante tiempo de sosiego. Seguro que vuelve a las andadas. Como dice Danton no te escapas de tu personalidad.
    Que tengas un buen fin de año, que Virgi coma muchas pollas y que tu lo veas.

    UHL, gracias por seguir viniendo por aquí, sabes que tengo debilidad por tí y por tu way of living. A ti no te escribió porque debes ser el bloggero que más folla de todos los que conozco. Vamos que no se te ve necesitado. En mi nueva condición de esposo consorte Sonia encontró un alma gemela. Me vio necesitado de sexo y vicio, débil, y como sabe por el blog que soy un morboso enfermizo, supo que me prestaría solidariamente a su fantasía. En cuanto a lo de la seta... no sé yo si llamarla así es lo más erótico, a mi seta me hace pensar en hongos y eso en la zona genital es de todo menos sugerente jajajajajaj de todas maneras Maria siempre a tenido ganas de ver tu polla en todo su esplendor, para cuando una foto vanidosa?
    Saludos y gracias por ser una inspiración

    ResponderEliminar
  8. jajajaj que malo eres.. puro?? prefiero no saber en que sentido iría eso jajajaja

    Un baño me sabría a poco que quieres, admiro a Sonia (pena que no se tomara muy bien tu relato) me costaría mucho tener los agarres que tuvo ella, pero.. si los sacara... 5 minutos en un baño????????????? JA. Si me pongo me pongo y.. que te pongas

    que los 20 euros hayan bajado a 2, hace aún mas interesante tu relato, en serio ojalá Sonia vea que es tu manera de contar las cosas y repita, me parece que es una historia morbosa y divertida. Eso si no has tenido mucha piedad la próxima chica se lo pensará dos veces!!!!

    Gracias por lo de Tamara, dejaré de ser la misteriosa T. ay... si es que... jajaja



    p.d sigo pensando en hacer poster y enmarcar mi casa con las fotos del post de leds, o llevarme una lámpara en el bolso cuando te vea, que excitación al ponerlas (y re-ponerlas).

    Un beso*
    (la que ya no es misteriosa T.)

    ResponderEliminar
  9. Me gusta volver a leerte.

    ResponderEliminar
  10. Es la primera vez que dejo un comentario por aquí, pero no será la última... Me he leído todo el blog de un tirón, y aún así, me he quedado con ganas de más.
    Por favor, sigue escribiendo y contándonos tus experiencias ¡¡Me encantan!!
    Un beso :**

    ResponderEliminar
  11. Que delicia de nick!
    Encantado de que te haya gustado el blog y sobre todo de que compartas tu opinión.
    Mis amigos saben que mi gran handicap es lo poco que escribo, pero es que no creo que todo deba ser contado no?
    De todas maneras prometo una nueva entrada en breve... mi fin de año no fue lo que diríamos normal.
    Ya te contaré!
    Besos y gracias por visitarme!

    ResponderEliminar
  12. Joder con la mosquita muerta. Desde luego lo que está claro es que solo le interesaba tu polla porque del resto nada.

    ResponderEliminar

también te puede interesar

Related Posts with Thumbnails