sábado, 24 de mayo de 2008

María si, María no

Yo pensé lo mismo al escucharlo. Y no fui el único. Dos colegas, Toño y Juanca, estaban en el salón (por llamarlo de alguna manera) de su casa (por llamarla de alguna manera) ocupada. Tenían la tele encendida como siempre pero no le prestaban atención. Estaban intentando liar un siete papeles. La dificultad era evidente, más teniendo en cuenta que se habían tomado un cartón de Don Simon con Frenadol, Espirifrén y otras sustancias sin receta. El sonido estaba bajo y como mucho levantaban la vista hacia el monitor cuando salían los deportes o el tiempo. El primero porque el triunfo de tu equipo es una alegría gratuita y el segundo porque siempre iba bien saber si había que coger el tabardo o la chaquetilla de lana para ir a tocar la flauta y la gaita a la esquina de la calle Mayor con la calle Dr. Fleming. Pero aquellas frases gritadas por una multitud les hicieron prestar atención, ese tipo de atención que sólo dedicaban a las cosas realmente especiales. "María Si!!" "María no!!!"

- Joder tío!! ya te decía yo que la iban a legalizar!! y no veas la de peña que hay, hasta viejunas y todo tío!! vamos pallá que si hace falta hostiamos a los que están en contra, que está gente no saben defenderse!!! hijos de puta, pa una vez que salen del armario los fumetas pijos!!!
- Amos tío!!! y además me llevo el siete papeles pa que rule!!!
Al salir de casa lo primero que se encontraron fue un hosco policía nacional. No consiguieron convencerlo de la revolución canábica. Ellos le insistieron en que lo habían visto en la tele (si sale en la tele fijo que la cosa es sería y además verdad) que la gente chillaba a favor de la marihuana. El siete papeles acabó en una bolsa de plástico con zip en el bolsillo del agente
- guay, ya tengo para un par de nochecitas de fumeque con Sonia"

Si Toño y Juanca hubieran prestado más atención (cosa como hemos dicho harto difícil para ambos) hubieran visto algo que, desde luego, no deja de ser sorprendente. Chaquetas de marca, gafas de sol de grandes proporciones, camisas de rayas ultra planchadas, peinados de peluquería, laca, bucles empavonados, gomina, pantalones de pinzas, mocasines, batalla de perfumes caros... vamos que no era el perfil de fumeta que todos tenemos en la mente. No, eran militantes del PP manifestandose. Iker Jimenez quiere dedicarles un monográfico. Se hace raro ver a esta gente en la calle. Siempre creo que cuando un colectivo se acerca tanto a la imagen que tenemos de ellos, no son reales. Parecen más una parodia de ellos mismo que la realidad. Pero no, esta gente son así de tópicos. En el fondo es su esencia. Siempre asociamos una mani a colectivos desfavorecidos, agricultores, ganaderos, personal de grandes empresa al borde del despido, e incluso estudiantes que con el tiempo estarán defendiendo a muerte lo contrario a lo que les hacía manifestarse. Todos ellos siempre gozan de nuestra simpatía, pero una manifestación de controladores aéreos, médicos, arquitectos... ahí nos entran ganas de ver a los antidisturbios en acción. Manifestación y bolsas de boutiques como Luis Vuitton, o Armani no casan en la misma estampa. Esta gente del pp lo han hecho realidad.



Resulta gracioso. Ni el mejor creativo publicitario hubiera creado un slogan mejor. Con la misma frase elogias a tu preferido y atacas al contrario. Los partidarios de Mariano Rajoy gritaban (uy, gritar hasta suena a demasiado para esta gente) "Mariano, Mariano, Mariano!!!!" y al mismo tiempo "María no, María no, María no!!!" que bueno, que sinfónico!!. Si hubieran tenido un slogan semejante en las anteriores elecciones fijo que arrasan "Mariano sí, Zapatero no!!! no queda tan redondo. No sé si habrá algún equipo de fútbol que se encuentre con semejante cacofonía. Seguro que no existe, sería campeón de liga.



Los partidarios de María San Gil gritaban enfervorizados "María Si, María Sí" haciendo realidad los deseos de mis queridos Toño y Juanca. Otros tantos reflexionaban "joder pues la María San Gil esta no debe ser tan carca y casposa como parece si todos sus seguidores son fumetas" jejejejejeje... Fijo que hasta agún joven Jarrai tuvo momentos de duda. No estaría mal que los violentos y exaltados de cualquier bando se sentarán a dialogar fumando un porrito, quizás hubieramos avanzado en muchos temas, no creeís? Amor y paz.

2 comentarios:

  1. Como me he reido leyendo esta entrada! que buena! felicidades.

    ResponderEliminar

también te puede interesar

Related Posts with Thumbnails